Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Emotional Landscapes



La habitación del hotel es fría y estrecha. Un pequeño labavo y un armario con dos perchas para guardar una fina chaqueta y un abrigo de invierno. Una mesita donde colocar tus gafas, donde reposa el móvil cuya alarma te devolverá a la realidad. La cama es de matrimonio, la tele está puesta, no entiendes nada, ni siquiera le prestas atención. La ventana está cerrada con las cortinas abiertas. Justo enfrente la gente ríe, una madre ve con su hijo la televisión, otra cena con sus abuelos, un chico con pinta de estudiante come fideos chinos mientras juega a la consola.

Miras al techo y suspiras profundamente. A lo lejos se oye la lluvia caer, la tele encendida, los pasos del resto de los huéspedes, corren, dan portazos, gritan, ríen a carcajadas. Todo se va quedando atrás... otro suspiro.

De repente te levantas de golpe quedándote sentada y lloras a moco tendido, tus lágrimas no pueden parar de brotar, de desgarrarte las mejillas al caer. Tu aliento se acelera, grita desesperación, tus dedos tiemblan y se desgarran con tu pelo, sollozas, gritas, gritas, gritas hasta reír a carcajadas. Pero no dejas de llorar, la felicidad se mezcla con la desesperación. Un eclipse de emociones, de luz y de sombras, tiritas y sudas, estás vacía y entera.

Te vuelves a tumbar. Es entonces cuando el tiempo se detiene. Oyes tambores y violines que desafían las leyes de la física, no existen ni en el tiempo ni en el espacio. Sólo existen en la burbuja atemporal que has creado con tu llanto y cerrado con tus risas.
Eres capaz de palpar la paz en el ambiente, el silencio cómodo de la soledad, la intensidad de las emociones contenidas y las que acabas de desbordar. Ni siquiera hay luz, se ha ido con la vida y la realidad.

Miras al techo, la lampara está encendida aunque la luz no puede llegar a ti. Sacas tu cabeza de la burbuja, estiras el brazo con ella. Quieres tocar el Sol que hay justo sobre tu cabeza. Él te llama, te tira hacia arriba. Desea que vuelvas a tu mundo y convivas con los tuyos. Que el reloj vuelva a andar para ti. Rápidamente consigues evitar la gravedad de sus peticiones. Prefieres la irrealidad de tu pompa de jabón, la paz eterna de tu alma y la verdad que solo conoces cuando nada se mueve.



Lentamente te retuerces sobre ti misma, retortijones te atenúan un dolor intenso en la piel. Tranquila, son solo las sábanas que empiezan a rozarte. El reloj comienza a andar. Puedes ver el Sol reflejado en la lámpara, la voz interior de tu padre. Te dice lo que ya sabes, te reitera lo que eres, te magnifica quién serás, te adora porque eres simplemente tú, su hija.

Los dolores que te produce la vuelta a la realidad se intensifican. Te agarras a la leve capa de la burbuja que empieza a desaparecer. El tiempo poco a poco vuelve a convertirse en ley física.

Pero, antes de que vuelvas a la realidad, el horizonte de sucesos, la singularidad de tu estado, algo sin nombre te brinda el mayor regalo que puedas recibir.
Los átomos convergen, las moléculas de tu cuerpo se hacen una, dejas de existir por un momento. Abres los ojos a lo incierto. ¿Qué ves?

"Veo un precioso paisaje. Siento que puedo elegir qué ver, cualquier cosa que desee se presentará ahora mismo y me sentiré viva. Pero hay alguien más aquí que contempla lo mismo que yo. Noto que me susurra algo ininteligible que me hace tiritar de emoción. Juega con mi creación, revuelve mis átomos, mis moléculas, mis nervios, mi sangre, mis órganos. Soy una marioneta a la que está dando corazón y sentimientos, me está dando vida. Me alza hacia arriba, hacia el Sol"

La burbuja explotó entonces. La chica cayó a la cama.

La lluvia volvía a dejarse notar golpeando suavemente el cristal de la ventana cerrada con las cortinas abiertas, la tele seguía hablando sola, en un murmuro. Los portazos se repetían. Ella volvía a respirar con normalidad, volvía a ser humana, volvía a ser parcial, a existir como un ser más.

Miró a la mesita, las gafas seguían ahí tal y como las había dejado. Miro el móvil, estaba apagado. Fue entonces cuando dio la vuelta al reloj de pulsera que había tirado en el suelo.
Estaba parado.

No había cama, ni ventanas, ni ruido, ni tele, ni lavabo, ni móvil, ni habitación.
Ni siquiera había un cuerpo.

Flotaba en la nada una pequeña esfera con los filos plateados, como una pompa de jabón que no puede romperse, vive eternamente. Dentro había un pequeño humanoide.

Portaba un reloj en marcha.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Antes del amanecer


Brindo por una soledad compartida, una congelación en el tiempo donde la temperatura sea una mezcla entre la tuya y la mía. Palabras que lo dicen todo y no dicen absolutamente nada, miradas que disparan cargas macrocósmicas de pasión, manos sudorosas a causa de la agitación y la detención de Cronos. Somos tú y tú y yo y yo y tú y yo y yo y tú, básicamente somos nosotros como individuo, somos algo más que carne, hueso, sangre y neuronas, más que agua y partículas complejas, más que un trozo de carne que se excita al roce.

Es imposible describirlo, supongo que es como lo que sienten los pájaros al volar. El aire les golpea como vítores de libertad. Por eso cantan y se sienten felices.
Aunque todo el mundo nos vea como paseamos a las orillas del Danubio por las calles de Viena, cómo disfrutamos de un café caliente junto a los jardines del castillo de Schönbrunn, alzamos la vista al techo inalcanzable de la catedral y rebuscamos discos antiguos en una de esas tiendas que huelen a recuerdos en las capas de los vinilos.

Caminas a ras de una nube rosa, de estas de caramelo. Pero prefieres sus labios a romper la esencia que os eleva hacia arriba, hacia el átomo primigenio.

Y aunque el tiempo no corra para vosotros, la Tierra sigue girando sin remedio y la luz del Sol emerge del este, atravesando los vastos valles vieneses hasta destrozar los ojos, rasgando vuestras almas para por fin separaros.

Y aunque creais haber llegado a la perfección aún quedan cosas por decir. Cuando el tren ha partdio y el avión despegado sois uno más y uno menos. Pues habéis conocido la felicidad durante una eternidad para ser arrebatada hasta que alcancéis el día de vuestra muerte.

A no ser que el destino sea benévolo y pueda juntar a dos almas sin rumbo. En perfecta soledad.

"Si de verdad existe alguna clase de Dios no debe de estar en nosotros, ni en ti, ni en mí. Pero quizá en un pequeño hueco entre nosotros.
Si existe alguna magia en este mundo debe estar en el intento de comprender a alguien al compartir algo... Lo sé, es casi imposible lograrlo pero, ¿qué importa eso? En el intento debe de estar la respuesta"


Celine (Julie Delpy) - Antes del amanecer (Richard Linklater, 1995)

domingo, 14 de noviembre de 2010

Scott Pilgrim contra el mundo


"¡Somos los Sex Bomb-omb y hemos venido a darlo todo! One, two, three, four...!". Entonces explota la batería de Kim, la gravedad se altera con las ondas sonoras que provienen del bajo de Scott y el escenario vibra con la voz de Stephen Stills.

Con estos ritmos de fondo tenemos la historia de Scott Pilgrim, un chico de Toronto bastante alelado que se cuelga por la nueva chica del barrio, Ramona. Por esta norteamericana misteriosa de continuos cambios de peinado, Scott tendrá que luchar contra sus 7 ex novios malvados para conseguir su amor. Hasta aquí diréis... "pues vaya, ¡otra comedia típica de adolescentes!" Pero, os equivocáis, Scott Pilgrim contra el mundo (Edgar Wright, 2010) es mucho más que risa fácil y una excusa para comer palomitas.

La película sobresale por sus continuos guiños al manga japonés, a los cómics de superhéroes y a los videojuegos 2D. Su desarrollo técnico y visual es muy notable y se merece un reconocimiento por la fotografía, que palpa la representada en el cómic de Bryan Lee O'Malley. Pero detrás de todo esto se encuentra una historia de dos animales heridos (Scott y Ramona) que intentan luchar no sólo para poder estar juntos sino para reconocerse a sí mismos y salir del agujero. La profundidad de estos sentimientos queda implícita en cada palabra o movimiento del desastre de Scott y en la indiferencia y frialdad de la versátil Ramona.

La historia de Scott no sería lo mismo sin esos 7 ex novios malvados de Ramona que son la créme de la créme por la originalidad y caracterización de sus personalidades. Aunque, como pasa siempre, en el cómic se ha profundizado más en ellos y en el propio pasado de la protagonista femenina.

Y no hay que olvidar los personajes secundarios que apoyan o martirizan a Scott (como Julie o Envy) que cierran a la perfección esa atmósfera subespacial donde todo es posible si se cree en uno mismo. Yo me quedo con Wallace, el compañero de piso gay de Scott. Kieran Culkin ha logrado a la perfección representar la personalidad única de su homónimo en el cómic y pone la guinda de humor a todas sus escenas. Respecto a Michael Cera creo que este papel le venía al dedillo aunque Mary Elizabeth Winstead ha representado a una Ramona demasiado seca sin apenas evolución cuando en el cómic es de las que sufren un enorme arco emocional que nos ayuda a entender su postura.










Para terminar, decir que la película parece pasar a gran velocidad sin apenas darte tiempo a reconocer a cada uno de los personajes y enmarcarlos en la historia. Reconozco que para disfrutar bien de esta película hay que llevar, de ante mano, un amplio background que solo la lectura del cómic te puede dar. Así que, desde aquí, os animo a leer a Bryan Lee O'Malley y no perderos Scott Pilgrim contra el mundo. Os aseguro que es imposible aburrirse con ella.

Lo peor: Da la impresión de que Knives Chau parece más protagonista femenina que Ramona Flowers

Lo mejor: Compaginar tantos lenguajes como el del comic, el audiovisual y el de videojuegos en un solo producto, casi sin percibirlos, a la perfección.




lunes, 8 de noviembre de 2010

Aquí huele mal, ¿no?

Excrementos, ¿con solo verlo escrito huele mal eh? Es lo que pasa cuando se abren demasiado los ojos y miras al frente. No hay horizonte, no puedes girar a la izquierda o la derecha, es imposible dar un paso atrás.

Luego está la otra parte, la más sencilla. Huele a flores rosas y a aire fresco. Solo puedes tocarla con el alma liberada y los ojos cerrados.

Campos de fresas para siempre.

Esta chorrada ha sido soltada sin excusa pues prometí escribir más y no lo estoy haciendo. Pero las ideas vienen a mi mente como fugaces haces de luz, flashes de energía y cargas de electrones. Tengo una libreta de notas llena de estupideces que se me ocurren en el tren, en la calle, en casa, en la cama, en los sueños y en la inconsciencia.

Todo esto no quita a que tenga un miedo inevitable a que todo eso que he sentido no sea capaz de expresarlo en palabras.

Pero lo seguiré intentando hasta que todo deje de oler mal.

Por ahora puedo mirar a la izquierda. Algo es algo.

domingo, 17 de octubre de 2010

Al rico pastel

El otro día me dio por probar a hacer un pastel. Pero no sabía qué sabor escoger. Así que rebusqué en los cajones de mi antigua vida a ver si encontraba inspiración. Recetas antiguas de cocina, manuales para hacer postres, fascículos pasados de galletas caseras...
Había sabores empalagosos, amargos y otros tantos bastante sosos.

Probé con el dulce. De estos tenía muchos para elegir. El chocolate sabía demasiado a chocolate. Empalagoso hasta aburrir. Tiré el pastel con algo de pena. Intenté compartirlo pero nadie lo quería.

La nata nunca me había gustado del todo, pero era cuestión de intentarlo. Este pastel me salió riquísimo. Lo guardé en la nevera... No sé para qué porque lo saqué a los pocos segundos para zampármelo entero. Al rato, me sentí culpable por habérmelo comido todo.
Aún así no estaba llena.

Pasé a los amargos.
Café... el olor el café me entumece los sentidos y me relaja el espíritu. Sin embargo, mi pastel de café era lo más asqueroso que había comido nunca. No hizo falta probarlo, fue olerlo una vez sacado del horno y tirarlo a la basura.

No quise probar con más amargos así que lo intenté con el queso.
Tarta de queso con frambuesas. Suena tan bien que ya dan ganas de comer hasta sus propios caracteres, ¿verdad? Siento decepcionaros pero no tenía sabor, ni textura, ni color, no tenía ni puñetera gracia. Qué desperdicio de especie, qué desperdicio de harina y huevos. Marcha atrás... aprovechemos esos ingredientes.

¡Pastel de carne! Puag...
¡Galletas de limón! Demasiado ácido.
¡Magdalenas de canela! Esponjosas y vomitivas.

¡Joder! Desisto...



Tiré todos los manuales de cocina, las recetas de postres y pasteles. Saqué la basura cargada de pasteles enteros, cáscaras de huevo, bolsas de harina y miles de cartones de leche.

Volví a la cocina, toda patas arriba. Un desastre.

Lloré de frustración. No sé ni hacer un puñetero pastel, ni unas estúpidas galletas, ni tampoco hornear unas simples magdalenas.

Sonó el teléfono. Era Raquel, una amiga de clase:

- Hola Raquel...
- ¿Qué te pasa? Te noto la voz decaída.
- No sé hacer un pastel. Y sigo teniendo tantísma hambre...
- Tienes antojo.
- Será eso. Pero he comido de todos los que he hecho pero sigo con el estómago vacío.
- Bah... ve al súper que tienes al lado de casa. Ahí están buenísimos. Así ni se te ensucia la cocina y no te comes la cabeza.
- Pero...
- Pero nada. Ya no existe la buena cocina, ya no hay ricos sabores. El paladar es otro. Adáptate a los cambios. Debes acostumbrarte, aunque tu estómago lo rechace los primeros meses.
- Yo sólo quería elegir mi sabor...
- Pierdes el tiempo. Ellos ya te eligen a ti.

Fui al súper y cogí el primer pastel que vi. No sé ni de qué era, ni me importaba.

Me senté en el suelo de una cocina empantanada de harina en los azulejos y trozos de chocolate en los armarios. Había dos pobres cáscaras de huevo a mi lado.
Tenía el pastel entero en la mano con el envoltorio medio abierto. Cogí un trozo con el tenedor y me lo llevé a la boca.

No sabía a nada.

- ... ¿que no te supo a nada?, ¿y te pareció raro? Mujer... vives en otro mundo, en otro tiempo. Mejor que te sepa a nada a que acabes vomitando por las esquinas cualquier pastel que intentes hacer.

Nunca más volví a cocinar.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Left



Una melodía de cajita de música sonaba a lo lejos, rejurgitando entre los átomos de hidrógeno. Su sonido era melancólico, pero vomitaba palabras de apoyo y voces de alegría.
Si fueras capaz de agarrarme el corazón en este momento explotaría en tus manos alejándote de este mundo de violines tristes y estrellas fugaces. Y en esos pocos segundos todo esto vino a mi mente:

"Dejar todo cuando aún queda mucho por hacer. Amar a medias cuando puedes descubrir el cielo antes de pasar a una mejor vida. Tragarse las lágrimas cuando la única solución es llorar para calmar tu angustia. Sonreir cuando desearías usar la violencia. Ponerte de pie cuando lo que necesitas es sumirte en un placentero sueño. Beber té de hierbas cuando lo que verdaderamente necesitas es una puñetera cerveza. Agachar la cabeza en la pista de baile cuando desearías desatar tu adrenalina moviendo todo tu cuerpo al ritmo de la música. Cerrar los puños en señal de frustración cuando podrías abrazar al ser amado. Para qué hablar si sabes perfectamente que el silencio lo dice todo entre los dos. ¿Por qué te pones ese vaquero usado cuando compraste un precioso vestido ayer? Sonrojarse por tener menos tetas que aquella, más cintura que la otra y unos pies como lanchas. Taparse la cara porque llevas gafas cuando te sientan tan bien...

Hay tantas cosas que no entiendo y que quedan por descubrir.
Hay tantas cosas que dejaría atrás.

¿Por qué intentas ser normal cuando puedes ser alguien excepcional?"

sábado, 17 de julio de 2010

La mar



Estoy harta de caminar sin rumbo. Decidí salir de casa con la única excusa de despejarme debido a los últimos acontecimientos acaecidos estos días. Cuando no deberías quejarte piensas que todo lo que te rodea es un asco.

La Luna está menguando, sin embargo, su tenue luz de invierno me atrae hacia la mar. Apenas hay nadie en el paseo marítimo, realmente es tarde y hace mucho frío. Pero a mí me gusta el frío. Adoro que penetre bajo mi piel y acuchille mis entrañas. Me hace sentir viva.

Me quito las botas, corro por la arena hasta llegar a la orilla. Los pequeños minerales y piedrecitas están helados, húmedos por la cercanía del mar. Me paro delante de él o de ella. Siempre he creído que la mar es una mujer, una Diosa abandonada por el Cielo. Suplicante le pide compañía. El Cielo se muestra altivo y pendenciero. Está enfadado porque la mar decidió mostrar su rostro a los seres vivos en vez de esconderse en lo invisible. Quería ser tocada por manos calurosas y llenas de deseos. Con estos pensamientos me acerco a tocarla. Helada. Templada. Caliente. Ella me ha respondido. Ahora estamos a la misma temperatura. Me dejo llevar por la pasión de la mar y ahogarme en mis pensamientos.

Charles, ¿te acuerdas? Tú me contabas esta historia de desamor entre el Cielo y la Mar. Tú me cantabas sabrosas melodías de verano al oído mientras acariciábamos la arena aún caliente por el Sol de la tarde. Tú me enseñaste a escuchar las olas y a predecir las mareas. Tú me aconsejaste que era mejor volar con los ojos cerrados. Me mostraste la plenitud de reír a carcajada limpia. Me enseñaste a confiar en mí. Me enseñaste a sentir. Me enseñaste a amar.
Nunca nos besamos, nunca hablamos con las palabras. No hacía falta. Podía llegar a la felicidad estando contigo mirando a la mar. No necesitaba nada más. Me daban ganas de llorar y de darte las gracias sin descanso por brindarme tan grata sensación.
Ahora la tengo mirando a la mar. Poseo la alegría punzante en mi pecho pasando mis manos sobre sus olas. Siguiendo sus sensuales movimientos hacia la orilla en un retorno sin fin. El bucle de comenzar y acabar sin descanso.

El día que desapareciste recuerdo haberme quedado ciega. Ya no sabía a dónde dirigirme. Todo era negro, algunas veces nuboso hasta que, un día, todo se volvió gris. Pude diferenciar los rostros y los paisajes pero todo, absolutamente todo era igual. Un gris de matices grises.
¿Dónde estás? Muchos dicen que te ahogaste en la mar, otros que eras demasiado libre como para seguir en este lugar de almas olvidadas. Quiero creer que fue la primera opción. No quiero ni imaginar que me dejaras aquí abandonada a mi suerte, cuando yo pertenecía a tu vida. Me hubieses roto en mil pedazos.
Pero, ya no sé qué pensar. No consigo distinguir colores. Visito la mar todos los días desde hace 20 años. La vida se me apaga. No me queda ni una lágrima más. Tampoco un ápice de esperanza.

Al principio ella intentaba salvarme. No sabes cómo duele sumergirse en el agua a unos 4 grados. Imagina miles de cuchillos afilados que te atraviesan 50 veces por segundo, sin parar. Con este dolor intentaba hacerme cambiar de idea. Pero mi alma ya estaba muerta, el dolor físico era lo de menos.
Cansada por hacerme recapacitar, prefirió atacar mi sistema respiratorio. Me ahogaba, el dolor en el pecho que subía hasta mi cerebro era mil veces más doloroso que el frío instalado en mis huesos. Y espero que sepas lo que es que te revienten los tímpanos por la presión del agua. A lo mejor imaginas lo que es que te estallen los pulmones porque se hinchan por esta causa. Y lo que significa alcanzar, por fin, una paz eterna bajo la mar.
La mar ahora me acariciaba y me acunaba en su lecho.

Buceando en sus entrañas te buscaba. Debías de estar en este paraíso sumergido. Estaba segura de que habías muerto bajo sus aguas.
Pero nunca te encontré.

Maldito seas…

lunes, 12 de julio de 2010

La estupidez humana


"¡VIVA ESPAÑA!" gritan muchos. Otros cantan: "¡Yo soy español, español, español, españooool!". Si les preguntas solo saben decirte que están orgullosos de ser españoles. España es lo mejor que ha existido y existirá. El orgullo patrio camina satisfecho por la sangre de sus compatriotas. Pero, lamentablemente, no hemos acabado con la crisis económica mundial, ni hemos superado más del 99 por ciento de alfabetismo por primera vez en nuestra historia, tampoco hemos acabado con la pobreza ni el hambre en nuestro país, y mucho menos hemos dado trabajo a los cinco millones de parados que hay en la actualidad y a muchos miles de jóvenes que ruegan entrar en el mundo laboral para poder dejar respirar a sus padres, para que tengan una jubilación feliz. ¡Eh!, pero no, papá, aún te faltan tres años para jubilarte, no cantes victoria.
Ya no se oye nada sobre manifestaciones contra el Tribunal Constitucional en Cataluña por el tema de la reforma del Estatut ni tampoco oigo quejarse a los funcionarios por su rebaja de sueldos en un 5 por ciento.
¿Qué está pasando señores?

Nada, es que España ha ganado el Mundial de 2010.

Y ya por eso nos sentimos españoles. Y ya por eso sacamos la bandera española con su precioso escudo y dibujamos toros por todas partes. Porque estamos orgullosos de que nuestro país haya ganado un puñetero partido. Ya lo demás nos importa un carajo.

Y he aquí la estupidez humana elevada a un partido de fútbol. Hace mes y medio que las noticias no hablan de otra cosa. La gente ahora grita, hace ruido, se vuelve loca... ¡hasta tiene infartos! Oh no.. no quiero ver las noticias mañana, ¿cuántos muertos y heridos? ¿Los hospitales atiborrados de gente ingresada por coma etílico?

Pero, ¡qué más da! Si están orgullosos de ser españoles.


Pues yo me levanto y digo: ¡SOIS TODOS IMBÉCILES! Entiendo que esto haga historia en el deporte, LO ENTIENDO. Entiendo la alegría de millones de personas aficionadas. Entiendo que haya costado conseguir ser los primeros en algo, aunque sea en el deporte. Pero no entiendo vuestra ceguera hacia las cosas que verdaderamente importan, no entiendo que enloquezcais por este motivo cuando tu propio padre puede estar en el paro, preocupado por intentar sobrellevar el asunto y dar de comer a su familia. Entiendo que un día de gloria es merecida para olvidarnos de las penas del mundo. Pero, ya está bien, que llevamos más de un mes ciegos y nadie se da cuenta de que el deporte es política y de que las veces que le has dicho facha a la persona que muestra con orgullo la bandera española son las mismas que te estás llamando hipócrita a ti mismo. Porque ahora sí que la sacas y la pones en tu balcón, ahora ya nadie puede llamarte facha.

Y yo soy española de pura sangre, estoy orgullosa de mi tradición y la historia de este país. Incluso nuestro caracter es envidiado por muchas naciones. Pero me llevo las manos a la cabeza cuando veo cuán estúpido puede llegar a ser el ser humano.

Y ahora, personas que festejan la victoria, me gustaría dormir puesto que... hay gente que mañana ha de ganarse la vida de alguna manera. Y no es celebrando que 11 jugadores se lleven, cada uno, 600.000 euros.

Cuántos problemas quitaría de en medio ese dinero en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales...

viernes, 18 de junio de 2010

Las vidas posibles de Mr. Nobody


Las vidas posibles de Mr. Nobody: Magnífica y brillante película que pone en entredicho el poder de elección del ser humano. La excusas con las que nos justificamos cuando creemos haber tomado la decisión incorrecta es el camino del aprendizaje, de la madurez, de la experiencia. Esta película con una fotografía impecable y un uso de recursos estilísticos y narrativos que ya echaba de menos en el cine de ciencia ficción, desgarra la idea del paso del tiempo. Con una gran base científica y la fe de aquellos que creen que todo ocurre porque nuestro destino está prefijado, Mr. Nobody se convierte, para mí, en una película más de referencia para debatir sobre la condición del ser humano en el Universo, de la teoría del caos y el orden dentro del tiempo hacia la misma dirección: hacia delante. Pero este largo cuestiona las leyes de la física e intenta responder desde el sentimiento universal del AMOR que existen cantidad de Universos diferentes, miles y miles de probabilidades que se rompen con la última decisión y que no todo está perdido. Sólo hemos de esperar a descubrir aquéllas dimensiones escondidas o contar el tiempo hasta que surja el Big Crunch o contracción del Universo o ansiar soñar esta noche con aquella decisión que nunca tomamos y pudo cambiarnos la vida. Pues cualquier probabilidad nos cambia, nos transforma, nos hacer seres.

Expongo a continuación el fragmento de la película que más me impacto y me llevó a volver a investigar sobre la teoría de las cuerdas. El cine, señoras y señores, hace posible que una explicación tan compleja como, a la vez, tan simple, se resuelva en una nueva incógnita: ¿Y si nuestro espacio fuera atemporal?



"¿Cómo fue todo antes del Big Bang? No hubo un "antes" pues antes de esto el tiempo no existió. El tiempo es el resultado de la expansión del Universo en sí. ¿Pero qué pasa cuando el Universo deja de expandirse?, ¿y el moviento es al reves?, ¿cuál sería entonces el tiempo natural?
Si la teoría de las cuerdas es correcta el Universo posee nueve dimensiones espaciales y una dimensión temporal. Podemos imaginar que en el comienzo todos los universos estaban mezclados y que durante la Gran Explosión surgieron sólo tres espacios de diferentes Universos: las tres dimensiones: altitud, longitud y profundidad, sin olvidar una cuarta dimensión que denominamos tiempo. ¿Qué pasa con los otros séis? La respuesta es que puede que sigan juntos.
Y si vivimos en un Universo atado con nudos de cuerdas, ¿cómo distinguimos entonces entre ilusión y realidad?
El tiempo como lo conocemos es un universo donde experimentamos sólo una dirección: hacia delante. Pero... ¿y si ese universo no fuera espacial sino atemporal?

Si mezclas el pure de patata con el tomate verás que ya es para siempre, no puedes volver a separarlos.
El humo que sale del cigarro de papá nunca vuelve a entrar.
No podemos volver atrás.
Por eso es difícil elegir.
Tienes que tomar la elección correcta.
Mientras no escojas, todo es una posibilidad".


El trailer de la película. RECOMENDADÍSIMA para aquellos curiosos que no se cansan de indagar en las incógnitas que nos ofrece la vida y este Universo de miles de dimensiones y probabilidades:

lunes, 7 de junio de 2010

Sequía



El otro día me encontré con mi amiga Estefanía, a la que no veía desde el instituto. La pobre llevaba sin beber agua unos 4 años. Su estado era lamentable: sus ojos caídos, la boca exigiendo saliva y la lengua rota por la deshidratación. Asustada por la imagen que me mostraba, le ofrecí mi botellín de agua. Ella se abalanzó hacia él al asomarse por la cremallera abierta del bolso. Bebió todo el contenido pero, al contrario de lo que debería pasar, su estado empeoró.

Quería llorar pero no le quedaban lágrimas. Se las había bebido todas.

En el agua se crearon los primeros seres vivos. Sin ella el ser humano no existiría. Pero hay riachuelos de un agua muy distinta, fluye por otra parte del cuerpo y se escapa en actos y sonrisas.

"¿Pero qué hace uno cuando tiene sed y el agua no está cerca?"

Esto fue lo último que me dijo Estefanía antes de caer al suelo sin vida.

La autopsia reveló falta de cariño, soledad crónica y una terrible melancolía y desasosiego por una mirada gris que nunca volvió a reconocer.

Fotografía: Rocío Hernández

viernes, 4 de junio de 2010

Crecer contigo



- ¡Hey, pequeña! ¿Y tú qué quieres ser de mayor? -le acarició la cara a la joven de rasgos orientales que tenía a su lado, acostada en su lecho.
- Tú.
El hombre la miró extrañado, giró la cabeza en gesto de duda, miró hacia un lado, luego al techo, se frotó el mentón con sus dedos fuertes y estilizados y volvió a mirar a la joven:
- ¿Yo? ¿Por qué?
La joven entornó sus ojos verdes al agudizar una sonrisa pícara, a los pocos segundos respondió:
- Porque así sería capaz de reconocer cada rincón de tu piel, encontrar cada pieza rota de tu alma y reconstruirla en poco tiempo, adivinaría cada pensamiento y cada caricia sin tener que preguntarte cada mañana al despertar si me quieres.
Quiero formar parte de ti, transformarme poco a poco en tu alma. Crecer contigo.

Él busco su mano y la agarró con fuerza. En silencio volvieron a caer en un profundo sueño hasta convertir las palabras en ilusiones.

En sus sueños seguían agarrados de la mano construyendo el sendero que les dirigía hacia la incertidumbre.

lunes, 24 de mayo de 2010

Silvia


Su abuela siempre se lo había dicho: "Esta niña ha nacido con estrella". La pequeña Silvia no dejaba de preguntarle qué significaba. La abuela la miraba con picardía hasta transformar su gesto en una caricia comprensiva con restos de pena y angustia.

Silvia creció, vivió en una familia acogedora, algo alocada pero feliz. Nunca llegó a conocer la desgracia ni el desánimo. Sus padres la querían, tenía amigos y una vida social reconfortante. El dinero no sobraba pero era suficiente para poder disfrutar de agradables veladas. A la vez que crecía se daba cuenta de su potencial, de que ella se alejaba de lo convencional, que le costaría encontrar lo que de verdad le llenara.

No era guapa, cosa que no impedía que fuese un imán para hombres y mujeres. Experimentó, destrozó corazones y el suyo parecía partirse con el olor impregnado en las sábanas de amantes esporádicos. Un día como otro cualquiera su vida cambió. El instante en que sus miradas se alejaron la estrella que acompañaba a Silvia explotó como una supernova dejando pedazos esparcidos en el alma. Ni el pegamento más fuerte conseguiría recomponer una estrella moribunda.

Él no volvería jamás. Ella lo sabía y le costaba respirar. Decidió seguir adelante sin estrella, sin pasión ni ilusión. Alzaba la mano a desconocidos para que agarrasen los pocos pedazos que quedaban. Ella decidió aferrarse a David, un buen hombre de gran corazón. Fue así porque él recogió el último trozo que le quedaba a Silvia, el más grande y el que aún brillaba con luz propia. Silvia se agarró tan fuerte que no se dio cuenta que robaba parte de la luz de la estrella de David. Ella ya no existía y hacía desaparecer poco a poco al hombre que lo daba todo por ella, hasta su propia existencia.

Los peores momentos llegan juntos. Sus padres murieron, ella no podía tener hijos, su hermana había muerto en un trágico accidente. En el velatorio miró a su hermana sin lágrimas en los ojos, cogió la mano de David con fuerza y pensó en aquél hombre que le robó la luz. Quiso estar a su lado, que él fuera quien le apoyará en estos momentos tan difíciles. Creyó tenerlo al lado, percibir su olor a castañas asadas y comenzó a llorar desesperada. David le abrazó, ella se agarró fuerte a sus hombros. Se sintió tan desgraciada por no poder iluminar toda la estancia con la luz que le robó un maldito embustero. Se sintió una ladrona, una puta barata que roba y utiliza el brillo de los de su alrededor. Lloraba por ella. Vergüenza, pena, angustia y desprecio. Su abuela era una mentirosa, ella no había nacido con estrella. Las estrellas duran más tiempo. Antes deben consumirse por completo para explotar.

Al otro lado del charco un terrible suceso acababa de ocurrir en un pequeño lago a las afueras de una gran ciudad. El mejor cantante de blues de todos los tiempos se había suicidado y había dejado un rastro de luz cegadora. Rastro que siguieron los policías para encontrar el cadáver.

domingo, 21 de febrero de 2010

Moon

(siento poner este formato de vídeo pero no he encontrado la canción en otro sitio y goear no me dejaba subirla)

Por culpa de las lluvias vivo días sin Luna y sin ella la creatividad se absorve en si misma y desaparece. Yo lo noto. Noto no poder verla y alumbrar las noches que anuncian vísperas de primavera. Añoro mirar al cielo y verla sonreir, pícara y temerosa de que su cara oculta sea descubierta. Es el astro que me introduce de lleno en un estado hipnótico elevando mi alma a miles y miles de kilómetros de donde pertenezco. Me encanta esa sensación. Deseo escuchar a la Luna y rozarla a través de un plano inexistente al ojo humano. Si elevais los dedos en una noche clara de Luna llena, ella os responderá con una tenue y casi imperceptible caricia que os avisa de que está ahí, que sigue siendo la hija de Gea.

Todos esto viene a que acabo de ver la película que ganó el festival de Sitges este año pasado. Se trata de Moon. He temblado al comprobar la soledad interpretada por casi un único actor durante toda la película. Aunque la Luna es solo la base de toda la historia ella es, en realidad, quien consigue atraparte y, sin ninguna duda, el gran trabajo de Clint Mansell con la Banda Sonora (tenéis mi favorita arriba).

Quiero que deje de llover, que el cielo se aclare y deje entrever la luz plateada que resguarda a los perdidos y complace a las damas sin hombre.

La Luna es la única que nunca se aleja de nuestro lado, que gira a nuestro alrededor sin descanso hasta el día en que todo lo que creemos que existe muera.

martes, 9 de febrero de 2010

Caótica AYA


Se apagan las luces, el silencio reina y la oscuridad prospera. Es entonces cuando puedes atrapar a Aya y cuestionarte de dónde viene y por qué está aquí.

Escuchar al frío es lo que más le gusta. Se casa con la noche y el viento en una ceremonia de estrellas fugaces invisbles al ojo humano. Aya no vive en este mundo ni tampoco en el más allá porque ella está en todas partes y no lo está. Sin embargo, acompaña a las almas errantes y a los que sueñan con ilusiones rotas.
Puedes verla mientras hueles a café recién hecho, cuando te fijas en la primera hoja marchita que cae a principios de otoño, cuando presientes la espuma de la ola que vuelves a ver cuando te reencuentras con el mar. Ahí está cuando te tumbas a escuchar el corazón de un ser querido, vuelve cuando lágrimas de orgullo no son capaces de deslizarse por tus mejillas, cuando tu oído se excita con una melodía llena de recuerdos. Te avisa de que existe haciéndote un rasguño en tu mejilla con una uña que se acaba de partir, te cala los huesos con el duro aire invernal y te hace sentir que desfalleces con el calor más árido que has podido notar jamás. Hace que veas en la oscuridad de tus pesares y te hundas cuando crees que gozas de felicidad.

Por mucho que lo intentes nunca podrás atrapar a Aya. Confórmate pudiéndola tocar, oler, ver, escuchar, saborear y sentir.
Sólo si consigues habitar en un lugar sin luz, sin ruido y sin vida podrás encontrarte con el cuerpo de Aya mientras su alma recoge cada recuerdo del mundo.

Esto es una declaración de intenciones. No soy AYA, pero eso no quita que quiera convertirme en ella.

sábado, 30 de enero de 2010

Promesas por cumplir

Soy una mujer de palabra y cuando ideo un proyecto me gusta llevarlo a cabo sea como sea aunque no acabe siendo como se pensó desde un principio.

Hay historias que hacen tiritar a las almas más solitarias y sentimientos tan extraños que no hay forma de explicar con palabras.

Proyecta imágenes, crea escenarios, desguaza las palabras en miradas, en olores y rosas con espinas donde tocar.

Este texto me ayudará a desarrollar algo en lo que creo y en las que estoy poniendo todas mis ganas:

Hoy propongo un brindis.

Por aquello por lo que tanto he luchado que, acabado en pena y gloria, desguaza mis sueños enseñandome la más inmensa inspiración de la verdad. Que inunda mis pesadillas con la purificación de tus sonrisas. Por esos momentos que me hacen sentir como el más inocente de los niños, agarrando tu mano y desgarrando mi corazón. Por los ojos que dicen más que todas las palabras del mundo. Por el sabor que impregna el aire cuando te acuerdas de mi. Y por los miles de momentos que, sin duda sería capaz de vivir todos los días de mi vida, hasta la saciedad. Sin pensar en el mañana, sin ver la oscuridad.

Hoy brindo por nosotros dos... en perfecta soledad.

Me gusta como eres


¡Ánimo!
がんばってください!!

viernes, 22 de enero de 2010

Complejidad


“No es de extrañar que sea precisamente a escala humana donde se den las características más complejas del Universo, las que se resisten más a rendirse ante los métodos tradicionales de la investigación científica. Realmente, es posible que seamos lo más complejo que hay en el Universo. La razón es que, a escalas más reducidas, entidades tales como los átomos se comportan individualmente de un modo relativamente sencillo en sus interacciones mutuas, y que las cosas complicadas e interesantes surgen cando se unen muchos átomos de maneras complicadas e interesantes, para formar organismos tales como los seres humanos. Pero este proceso no puede continuar indefinidamente, ya que si se unen cada vez más átomos, su masa total aumenta hasta tal punto que la gravead aplasta toda la estructura importante y la aniquila. Un átomo, o incluso una molécula tan simple como la del agua, es algo más sencillo que un ser humano, porque tiene poca estructura interna; una estrella, o el interior de un planeta, es también algo más sencillo que un ser humano porque la gravedad aplasta cualquier estructura hasta aniquilarla. Ésta es la razón por la cual la ciencia puede decirnos más sobre el comportamiento de los átomos y el funcionamiento interno de la estrellas que sobre el modo en que las personas se comportan”.

John Gribbin. Así de simple

jueves, 21 de enero de 2010

20 minutos de test musical


Copiando al señor Galluci, dedico este post a responder a un test algo peculiar. Al contrario que mi mentor testeril voy a usar el iTunes en vez del Spotify. Allá va:

1. Hay que colocar tu reproductor de música en modo aleatorio.
2. Para cada pregunta, presiona el botón "Siguiente".
3. Debes escribir el nombre de la canción sin importar lo tonto que suene.
4. Puedes añadir algún comentario en paréntesis después de la canción.

- ¿Cómo te describirías? Suna no Oshiro - Kanon Wakeshima (Si no me equivoco el título sería algo así como "Castillo de arena". Creo que me describe lo que hago el 70 por ciento de mi tiempo: construir castillos en el aire, la arena pesa y los desploma)
- ¿Qué te gusta en una persona? Call me - Blondie. (Que me llame por sorpresa, cuando de verdad lo necesito :))
- ¿Cómo te sientes hoy? Stupid Girl - Garabage (¡Estúpido iTunes! xD)
- ¿Cuál es tu propósito en la vida? Soñar no cuesta nada - Los Pekenikes (¿En serio mi propósito es seguir como hasta ahora? FUCK!)
- ¿Cuál es tu apodo? We're all in the dance - B.S.O. Paris, je t'aime. (¿?)
- ¿En qué piensas muy a menudo? Here comes the sun - The Beatles (^___^)
- ¿Qué es 2+2? Personal Jesus - Depeche Mode (LOL??!)
- ¿Qué piensas de tu mejor amigo? The man I love - Billie Holliday (iTunes... te voy a dar en el culete...)
- ¿Qué piensas de la persona que te gusta? One more time - Daft Punk (Nunca me canso, querido :))
- ¿Cuál es la historia de tu vida?: Cross-eyed Mary - Jethro Tull (¿Me voy a quedar bizca y me voy a llamar Mary?)
- ¿Qué quieres ser de mayor? Heart of Gold - Neil Young (No está mal ^^)
- ¿En qué piensas cuando ves a la persona que te gusta? That's the way I like it - K.C. & The Sunshine Band (Esto está saliendo de tono ya, ¿no? xD)
- ¿Qué bailarás en tu boda? Shake the world - Massimo Bonano B.S.O. Manuale D'amore 2 (¡El día que me case que se cague el mundo!)
- ¿Qué tocarán en tu funeral? Extraordinary Machine - Fiona Apple (Tengo la mente algo pertubada... creo :/)
- ¿Cuál es tu hobby? Hold me tight - B.S.O. Across the Universe (¡MOLA!)
- ¿Cuál es tu mayor miedo? Somebody to love - Jefferson Airplane (Este test me está dejando con el "culo torcío")
- ¿Cuál es tu mayor secreto? Ma Baker - Boney M (¡MUY BUENO! XDDDDD)
- ¿Qué piensas de tus amigos? Mad about you - Hooverphonic (Interesante...)
- ¿Qué opinas de este test? Nobody's fault but mine - Led Zeppelin (Tiene lógica, la decisión y culpa de hacer esto y perder 20 minutos de mi tiempo ha sido mía y sólo mía)

FIN. Pasad buen día ^^

sábado, 16 de enero de 2010

Linda McCartney


El otro día en el tren una tipa se dejó una revista "Vogue". Intrigada y siendo fan de la revista la recogí. Era de Abril de 2008... Sin embargo, me la llevé. Buscando entre sus páginas me encontré con tendencias que ya no se llevan, celebrities pasadas, accesorios old-fashioned... pero ¡pam! Me topo con un gran reportaje sobre Linda McCartney (y justo detrás de su hija y diseñadora Stella). Mi interés por Paul McCartney y su vida me llevó a emocionarme viendo las fotos más íntimas de Linda, la difunta esposa del músico y madre de tres de sus hijos (Mary, Stella y James).

El reportaje está dedicado a una exposición en la galeria James Hyman de Londres. En 2008 se cumplían 10 años de la muerte de Linda por cáncer de mamá. Para rendirle homenaje su esposo y su hija Mary seleccionaron una veintena de fotos inéditas de la fotógrafa neoyorquina. Son fotos preciosas, cargadas de una personalidad del objeto retratado impresionante. Dignas de admirar. Ojalá alguien trajera esta exposición a Barcelona, sería de las primeras en ir a visitarla.

Sin más os dejo con algunas fotos de Linda, the "long haired lady".

Paul con sus hijos James y Stella en su residencia de Escocia, 1982.
Gilbert y George, Londres 1985.
John Cipollina, New York 1968
Viena 1993
Jim Morrison, New York 1968
Mick Jagger, New York 1966
Old men, Escocia 1969
Paul, Venecia 1976
Paul, Jamaica 1972
John Lennon, Londres 1969
John y Paul, Londres 1969
Globos, 1984
Stella, Monserrat 1981

Jimi Hendrix, años 60
Linda McCartney
Paul y Linda



Love is long :)

Paul McCartney mirando las fotos de Linda en la galería.

La impaciencia del corazón



Hace un par de días terminé de leer una de las novelas más aclamadas de Stefan Zweig: La Impaciencia del Corazón. Un apasionante relato que describe las dos formas de compasión:

Existen dos clases de compasión. Una cobarde y sentimental que, en verdad, no es más que la impaciencia del corazón por liberarse lo antes posible de la emoción molesta que causa la desgracia ajena, aquella compasión que no es compasión verdadera, sino una forma instintiva de ahuyentar del alma propia la pena extraña, la otra, la única que importa, es la compasión no sentimental pero productiva, la que sabe lo que quiere y está dispuesta a compartir un sufrimiento hasta el limite de su sus fuerzas y aun más allá de este limite.

464 páginas que narran la historia del teniente Anton Hofmiller en los albores de la Gran Guerra. Pasa de ser un desconocido militar que se centra en el regimiento y en las tertulias de café y cartas a ser el redentor y ángel de la esperanza de una familia rica húngara, los Kekesfalva. El anciano Lajos von Kekesfalva encuentra consuelo en el teniente que anima y da fuerzas a su hija tullida de 17 años, Edith. Al principio todo es fácil, cómodo, el pasar las tardes con una familia amable que le brinda de alabanzas y agradecimientos por su compañía y desinterés. Pero la joven Edith es apasionada y no lograr vivir con sus piernas inválidas. Su única fuerza es el amor que siente por Hofmiller, pero éste, verdaderamente, ¿qué siente? ¿compasión, pena o verdadero amor?

El libro me intrigó de tal forma que noté la pasión y la fuerza irrebocable de la pequeña Kekesfalva y la situación crítica del teniente. De él dependía la felicidad de una chica joven, desesperada e inválida. Pero el corazón es impaciente y confuso.
De lectura afable, descripciones bellas de una Austria ausente de la Gran Guerra pero que se asoma a la ventana cual paloma en busca de cobijo.

La obra, en definitiva, te muestra que la piedad es peligrosa y que la naturaleza humana va más allá de la razón.

lunes, 4 de enero de 2010

Peter Gabriel y la "World Music"



El otro día me dio por investigar en Last.fm y encontré a un artista bastante conocido pero que yo no tenía el placer de haber escuchado. Se trata de Peter Gabriel, un cantautor británico que mezcla pop, música étnica y rock sinfónico. La mezcla de todas estas corrientes musicales le ha convertido en el pionero de la "World Music". No me preguntéis qué es eso porque aquí cada día se encuentra un nombre distinto para la mínima cosa que se inventa. En fin, Gabriel fue anteriormente percursionista y vocalista en la banda Génesis, que tampoco está nada mal, aunque escuchar varias seguidas me cansa.

La música de Peter Gabriel te invita más a relajarte, tumbarte y esperar a que te lleguen los distintos acordes de un rock sinfónico que encaja perfectamente con una base más étnica. No puedo hablar mucho más de sus canciones porque he escuchado su disco "Up" y poco más. Pero ha habido una canción que me ha llamado la atención. Es la que he colgado más arriba: "My head sounds like that". Gracias a esta canción me interesé por su autor.

Os invito a que lo escuchéis. Buen martes ^^

domingo, 3 de enero de 2010

Ágora

Aprovechando que llevo todo el día en casa y que exenta ya de fiestas y con tiempo libre hablaré de una de las películas que me impactaron de 2009.
A mucha gente no le gustó, le disgustaba la idea de que el egocéntrico y engreído Alejandro Amenábar hubiera gastado una pasta gansa en una superproducción para creerse el cineasta español más importante del siglo. Otros han valorado esta película por esto mismo y por ser la creación de un autor nacional. Sin embargo, poca gente ha sabido ver detrás de su mala publicidad, ya que el márketin no ha sido nada bueno puesto que han querido vender algo que realmente no se ha desarrollado a fondo en la película. Si recordáis las autopromociones de Telecinco sólo se veía la lucha de paganos y cristianos o la destrucción de la maravillosa bibiloteca de Alejandría del siglo IV. Sin embargo, y esto es SPOILER hay muy pocos momentos de acción y guerra. Se muestra más la lucha de una mujer por sus creencias y por su fe en el Cosmos. Éso que tanto me emocionó y me hizo llorar en las salas de cine.

Los que me conocen bien saben que lo que de verdad me encoge el corazón es la Astronomía, la complicidad del Cosmos y las incógnitas del Cielo. Me sentí como Hypatia por sus creencias y por su condición de mujer. Otros tantos incultos que se creen periodistas sin haber contrastado información afirmaban que Amenábar había hecho un film sobre una mujer que no se sabe si existió. He de recordarles que el desastre de la Bibiloteca de Alejandría (que SÍ ocurrió, por desgracia) hizo cenizas las investigaciones de la astrónoma. Pero sobrevivieron los escritos de sus contemporáneos que la nombraban como una de las científicas más importantes del momento.

Desde que sabía del desarrollo de esta película agradecí a Amenábar enormemente su producción, que se hiciera más caso a la Astronomía y se contara la verdad sin tanta guerra pagana, cristiana, judía o musulmana.

Recordando esta película me acordé del último capítulo de la serie divulgativa Cosmos de Carl Sagan (de la que hablaré en otro post). En éste el astrofísico nombra a Hypatia y narra su trágica historia. Carl Sagan la tenía como una de sus favoritas y sin ella, sin sus estudios de geometría de las Cónicas de Apolonio (quien investigó los epiciclos y deferentes para explicar las órbitas irregulares de los planetas) Johannes Kepler nunca hubiera desarrollado sus tres leyes. Y sin Kepler la aplicación de la teoría de la gravedad de Newton no tendría sentido en la Astronomía... y así sucesivamente hasta hoy.

Os dejo el vídeo de Carl Sagan:



Y aquí el trailer de Ágora y su descripción, ficha y críticas en Film Affinity

Gordos

No, no, no... no digo que estemos más gordos después de Navidades sino que ayer vi la nueva película de Daniel Sánchez Arévalo (el autor de AzulOscuroCasiNegro) que se llama así mismo: Gordos.

Os dejo la sinopsis que da la plataforma Film Affiniy:

Comedia. Drama / SINOPSIS: Comedia dramática sobre los excesos y las carencias de la vida. Los complejos, las fobias, las obsesiones, los traumas, los errores, los miedos, la culpa, los deseos, las ilusiones, los retos, los compromisos, las metas, las relaciones, el amor, el sexo, la salud, la familia... La supervivencia, en el más amplio y orondo sentido de la palabra. "Gordos" es una historia coral que gira en torno a una terapia de grupo, de gente con problemas relacionados con la obesidad.


He de reconocer que anoche la veía mientras me zampaba una ensalada de escarola y lombarda porque sí, después de tanto comer estas fiestas necesito una buena dieta. Pero esta película me impactó por la forma de mezclar la crudeza de la vida con la obsesión por la comida. El film se centra sobre todo en un actor que publicita unas pastillas adelgazantes. Va comentando los pasos a seguir para alcanzar el sueño de una figura esbelta y sana. La película se centra en estos pasos desarrollando constantes cúspides dramáticas para cortar por lo sano y volver a la sordidez de una terapia que no tiene éxito.

Cada uno de los personajes está desarrollado de forma inteligente, sin llegar a profundizar en ellos pero con el éxito de conocerlos lo suficiente para entender su obsesión. Es inevitable identificarte con alguno aunque te los describan de forma translúcida. ¿Quién no ha entrado en estado depresivo y la única solución que ha visto es violar la nevera o comerse un helado de medio kilo?

Esta película no tiene nada que envidiarle a las "Hollywoodienses" del mismo género. Buen montaje, diseño de personajes e historia. Llega a ser tan costumbrista en algunos momentos que da escalofríos.

Creo que hasta me ha ayudado a seguir estrictamente con mi dieta :P.

Os la recomiendo. Le doy un 7.

sábado, 2 de enero de 2010

Propósitos de Año Nuevo



¡Feliz Año Nuevo a todos!... y feliz cuesta de Enero :/

¿Realizar propósitos de Año Nuevo tiene éxito? Yo no lo sé, sinceramente es el primer año en el que he pensado en varios propósitos que cumplir antes de que termine 2010. Lo curioso es que ninguno de ellos tiene que ver con mi vida sentimental. Ahora lo que más me importa es mi carrera profesional que sigue estancada. Me siento inútil aunque siga estudiando algo que me gusta. Me siento así porque no adquiero ningún beneficio para tanto esfuerzo, pero no pierdo la esperanza.

Mis propósitos para 2010 son tan simples como completar la mitad de mi tesis y realizar dos borradores de dos largometrajes: un drama y una peli de fantasía. Y entre todo esto quiero comenzar clases de japonés y aprender catalán tanto hablado como escrito. Y para mi físico necesito adelgazar 10 kilos y quizá vuelva a tintarme de rubia :D.

Los demás propósitos son algo más íntimos y, mira tú por dónde, más jodidos que aprender japonés.

Prometo poner toda la carne en el asador este año y potenciar el espíritu ambicioso y emprendedor a tope.

Ánimo a todos con este año. De verdad.